¿Dónde está Amazon cuando se le necesita?

No Comments

Hace ya tiempo que empezaron a dispararse rumores acerca del desembarco de Amazon en España. Se esperaba para 2009, pero no llegó, y tampoco he vuelto a leer mucho más acerca de las posibilidades reales. Y, en mi modesta opinión, hace falta, o al menos vendría bien, para terminar de disparar las ventas del comercio electrónico y acostumbrar a los españoles a disfrutar de un servicio que casi es de primera necesidad: comprar algo desde casa con tu pijama puesto y recibirlo a los pocos días con el mismo pijama y las mayores garantías.

Y no es que el comercio electrónico en general vaya del todo mal: en 2006 el volumen de ventas fue un 50% superior al de 2005, en 2007 otro 50% más que en 2006, y en 2008 no tanto, pero casi. Es cierto que las cifras de 2009 no son tan espectaculares, pero la crisis seguro que habrá tenido alguna influencia.

Entonces, ¿qué podría aporta Amazon con este panorama? Si echamos un vistazo a los últimos informes sobre el comercio electrónico en España de la CMT los artículos que vende Amazon no están en ninguna de las 10 ramas de actividad con mayor porcentaje de volumen de comercio electrónico en España. Sin embargo, algunos productos sí se encuentran entre las 10 ramas con mayor volumen de negocio desde España hacia el exterior. Esto resulta cuando menos sospechoso, y me da que se trata más de una cuestión de confianza que otra cosa. Y al final, siempre ocurre que los españoles empezamos a adoptar cualquier tema tecnológico cuando nos viene de fuera a través de alguien de referencia.

Seguramente una de las mayores aportaciones de Amazon podría ser precisamente esa confianza por parte de los consumidores, que no es poco. Pero también serviría para impulsar a los actores actuales a mejorar más sus servicios, e incluso (y esto ya es interés personal :) ) a ver la utilidad de un buen sistema de recomendación. Por otro lado mejoraría las posibilidades de venta para webs de contenidos que buscan una plataforma que les sirva como tienda, e incluso potenciaría el Kindle y por tanto las ventas de libros electrónicos.

Alguno podría entenderlo como la entrada de un potencial monopolio, pero yo no termino de verlo así. La competencia es buena; lo es para los usuarios, pero también para las empresas

¿Y por qué este retraso en llegar? No lo sé, y me gustaría saberlo. Antes pensaba que el mercado no era suficientemente grande, pero ahora no lo tengo tan claro.

Borja es el director de operaciones y co-fundador de BrainSINS. En la actualidad también imparte clases en la Escuela Politécnica de la Universidad Europea de Madrid. Perfil en Twitter: @prueno; Perfil en LinkedIN; Perfil en Google+

Suscríbete a nuestra newsletter