Behavioral Targeting: Mucho más allá de la segmentación

2 Comments

Cuando hablamos de segmentación de nuestra base de usuarios, la mayoría de la gente solo es capaz de pensar en segmentar por variables demográficas: sexo, edad, región, etc. Si bien este tipo de segmentación resulta útil, sobre todo si nuestra referencia base es realizar una campaña sin segmentación de ningún tipo, las variables que usamos de base son demasiado genéricas y no aportan una visión realista de las necesidades e intereses de nuestros usuarios.

Siendo realistas, la segmentación demográfica nunca ha definido realmente a una persona. Por ser hombre entre 25 y 35 años y tener un poder adquisitivo medio/alto puedes tener una mayor probabilidad de comprarte un smartphone de alta gama que uno barato, pero no por estar en ese segmento vas a preferir siempre comprar productos más caros, ni por no estar en ese segmento vas a dejar de comprarte un iPhone. Lo que si que nos define realmente es nuestro comportamiento dentro de una tienda, ya bien sea física u online. Si un usuario, por mucho poder adquisitivo que tenga, siempre compra los productos más baratos que cumplen sus necesidades, esta demostrando tener un perfil de una persona ahorradora y pragmática, así que será complicado convencerle de que se gaste 700€ en un smartphone. O si una persona con poder adquisitivo bajo, cada vez que viene a nuestra tienda, compra productos de calidad y más caro, para nosotros tendrá ese perfil de usuario por mucho que sus datos demográficos nos digan lo contrario.

La realidad es que no podemos conocer las motivaciones de nuestros compradores, pero si podemos analizar al máximo sus patrones de comportamiento y compras para poder realizar campañas de marketing, fuera y dentro de nuestro sitio, que maximicen su eficacia al estar dirigidas en función del comportamiento de los usuarios y no de otras variables que nos aportan menos conocimiento del usuario. Y aquí es donde entra en juego el Behavioral Targeting.

¿Qué es Behavioral Targeting?

Si bien no hay una traducción exacta al castellano, podríamos decir que Behavioral Targeting es segmentación basada en comportamiento de los usuarios. Así pues, una herramienta de Behavioral Targeting, nos debe permitir segmentar a nuestros usuarios basándonos en variables relacionadas con su comportamiento como el número de visitas que ha realizado a nuestra tienda online, qué productos ha comprado, que categorías prefiere, si se ha registrado como usuario o no, etc. Y a partir de cada segmento basado en comportamiento, establecer una acción a realizar.

Ejemplo de regla de Behavioral Targeting

Ejemplo de regla de Behavioral Targeting utilizando la solución de BrainSINS

Para poder sacar el máximo partido a la herramienta de Behavioral Targeting que utilicemos, deberá:

  • Permitirnos crear muy fácilmente segmentos de usuario en base a su comportamiento. En la imagen anterior podemos ver cómo en la herramienta de Behavioral Targeting de BrainSINS, crear un segmento es tan fácil como arrastrar los comportamientos que esperamos de él. En este caso, buscamos usuarios que sean recurrentes, que tengan un carrito abandonado y que hayan accedido en esta sesión a nuestra web a partir de una newsletter que les hemos enviado.
  • Permitir definir las acciones que queremos realizar sobre cada segmento. En el ejemplo anterior lo que queremos es mostrar a ese segmento de usuarios un banner específico con una campaña orientada a que terminen su carrito.

En siguientes posts profundizaremos acerca del tipo de variables que podemos usar para segmentar por comportamiento, así como las casi infinitas posibilidades de acciones que nos permiten generar las herramientas de este tipo.

Cofundador y CMO de BrainSINS. Apasionado del eCommerce, conversiones, márketing online y Big Data.

Suscríbete a nuestra newsletter