El poder de la lupa: cómo disparar la conversión de tu e-commerce con un buscador

No Comments

[Artículo invitado escrito por Cova Diaz de Doofinder]

¿Te imaginas que cada vez que alguien entrase a tu tienda online tú pudieses guiarle por ella? ¿Ir recomendándole los mejores productos según sus necesidades?

Esto sería increíble porque tus ventas subirían muchísimo.

Por fin los usuarios dejarían de dar vueltas por la web e irían directos a lo que necesitan. Irían directos a comprar.

Pues aunque te resulte imposible de creer, esa posibilidad existe y en este post te vamos a dar todo lujo de detalles sobre ella. Nos referimos a usar un buscador interno dentro de tu e-commerce…

Pero como te imaginarás, no te vale un buscador cualquiera. 😉

¡Vamos a ello!

 

La gran desventaja del comercio online que te hace perder ventas

Déjame que empiece contándote una historia.

En mi familia, en Navidad, tenemos la tradición de regalar con una especie de amigo invisible. El año pasado me tocó mi cuñado, ávido lector, y le quise comprar unos libros que sé que quería.

Así que allá por el 15 de diciembre entré en una librería a comprarlos, o esa era mi intención.

Enseguida me di cuenta de que encontrar lo que quería no iba a ser fácil; entre las miles de secciones y las miles de personas que hacían lo mismo que yo, aquello era caótico.

Había empleados, pero estaban tan ocupados que para consultarles había que perseguirlos por toda la tienda junto a no menos de cuatro personas que, pacientemente, lo seguían como a Forrest Gump.

Incapaz de comprar los libros, o de saber siquiera si los tenían, me fui.

Al día siguiente fui a una segunda tienda.

Allí me encontré un ejército de amables dependientes dispuestos a ayudarme. En menos de 10 segundos ya tenía dos de los 3 libros que buscaba.

A falta del tercero, el amable chico me hizo un par de recomendaciones relacionadas. Me terminé comprando 5 libros…

Si tu e-commerce se pareciese a una de esas dos librerías, ¿cuál preferirías que fuese?

No atender a un cliente = cliente en la competencia

La respuesta a esa última pregunta es obvia.

Todos queremos entrar a un sitio y que nos atiendan bien. Porque la realidad es que que si entras en una tienda física, no encuentras lo que buscas y nadie se preocupa por ti… sencillamente te vas.

O lo que es lo mismo, se va un cliente y una posible venta.

¿Pero qué pasa en una tienda online dónde no hay nadie que te pueda ayudar?

Este es uno de los grandes hándicaps a los que se enfrenta el comercio electrónico: la falta del trato directo, de ese dependiente que te ayuda y te orienta (y como no, que también te vende).

En una tienda online entras y como se suele decir, «ahí te apañes». Si encuentras lo que buscas bien; y sino, pues mala suerte.

¿Te imaginas el poder ver por un agujerito a tus clientes en tu tienda?

Ver cómo navegan por las distintas secciones de tu e-commerce buscando un producto y tú sin poder decirles nada. Sin poder aconsejarles o recomendarles ese nuevo artículo que te acaba de entrar y que les podría funcionar tan bien…

Frustrante, ¿verdad?

Pero qué te parecería si te dijese que sí existe una versión online de ese dependiente atento y amable que consigue tantas ventas.

Un dependiente que trabaja 24 horas, 7 días a la semana, 365 días al año. Un dependiente que nunca se pone enfermo y siempre ofrece el producto que a ti interesa.

¿Magia?

Mucho mejor, solo sigue leyendo. 😉

 

Por qué tu e-commerce necesita un buscador

«Mi web ya tiene un buscador», puedes estar pensando.

Tienes razón, me corrijo entonces. Tu web necesita:

  • Que todos los productos estén accesibles.
  • Dirigir al comprador a los productos más interesantes para ti.
  • Ofrecer alternativas si no tienes el producto buscado.
  • Mostrar productos complementarios para aumentar el ticket de compra.

No limitarse a mostrar una lista vacía de resultados, o lo que es es peor, un «no hay resultados».

¿Te imaginas a un dependiente diciéndote que no hay lo que buscas y que no te ofrezca algo diferente?

Seguro que a su jefe no le iba a hacer mucha gracia. 😉

 

Las 10 características que debe tener tu buscador interno

Cuando un cliente entra en tu tienda quieres que…

  • Compre un producto.
  • Compre un artículo complementario al primero.
  • Compre los productos que más margen de beneficio te dan.
  • Compre lo que no vendes con facilidad.
  • Etc.

Pues veamos cómo un buscador va a ayudarte a conseguir todo eso.

 

1. Si el producto está, el usuario lo encuentra

Imagínate que vendes electrodomésticos y alguien introduce en el buscador «nevera».

El buscador por defecto de tu tienda, aunque tengas las mejores neveras del mundo, ofrecerá cero resultados.

Da igual que uses Magento, Prestashop, WooCommerce o lo que sea.

¿Por qué?

Porque en tus fichas de producto las neveras se llaman frigoríficos.

Necesitas un buscador dónde puedas definir los sinónimos o palabras similares para que incluso escribiéndolo mal o con faltas de ortografía, el cliente encuentre lo que busca.

 

2. Muestra banners relacionados con las búsquedas

Si tienes una promoción en bañadores de playa y alguien introduce «chanclas» en el cajón de búsqueda, sería una buena idea mostrarle la oferta, ¿no?

Por lo menos, seguro que tienes más éxito que si se la enseñas a alguien que busque «abrigo». 😉

Como te decía antes, uno de los puntos débiles de los e-commerce es la frialdad.

Al no estar presentes físicamente cuando el usuario navega es difícil ofrecer un trato personalizado. Sin embargo, una vez que la persona muestra un interés concreto a través del buscador, es más fácil mostrarle solo los productos que le puedan encajar.

Y a más alineación entre lo que ofreces y busca la persona… exacto, más ventas.

 

3. Dale al cliente lo que quiere

Con el tiempo, en un e-commerce la variedad de productos crece. Los más antiguos del stock conviven junto con las nuevas versiones.

Imagínate ahora que llegas a una tienda de móviles y quieres comprar el último modelo de iPhone. Le preguntas al dependiente y te saca un iPhone 4, un iPod y una funda de iPhone 6.

Pensarías que se ha vuelto loco de remate.

Con un buscador normal sucede lo mismo. Saca en los resultados todos los productos donde aparezca la palabra iPhone sin importar nada más.

Por eso tu buscador te tiene que permitir definir los resultados para cada búsqueda. Si alguien quiere comprar un iPhone nuevo, no le marees con modelos antiguos o carcasas.

 

4. Filtra los productos más rentables

¿Y si tienes una oferta del modelo anterior de iPhone que te interesa vender más que la última versión?

Solo tienes que ordenar los resultados como prefieras. Es tan fácil como arrastrar y soltar…

 

5. Alternativa al «no hay resultados»

A un cliente nunca le podemos decir que no hay un producto sin ofrecerle alternativas, porque lo que sucedería sería lo siguiente:

– Hola, ¿tienes bombillas de 65w?

– No.

– Adiós.

En cambio, un buen vendedor lo que haría sería hablarte de las ventajas de las bombillas led de 10w que ofrecen la misma luminosidad con mayor duración…

Eso es lo que hace un buen buscador, el «NO» nunca es una opción.

En base a la petición, el buscador siempre debe mostrar productos relacionados que puedan ser de su interés.

 

6. Trackear las búsquedas y optimizar los resultados

Si diez clientes que han venido buscando rimmel se han terminado llevando también un pintalabios rojo… te saldrá de forma natural ofrecérselo a la siguiente persona que pregunte por rimmel.

Aprendes de tu experiencia.

Pues eso también lo hace un buen buscador, gracias a la información recogida, puede optimizar los resultados ofrecidos.

¿Que nos permite eso?

Upselling, ventas cruzadas y subir el ticket medio de tu e-commerce.

Lo ideal es instalarlo y darle un par de meses de rodaje para recabar información sobre el comportamiento de los usuarios. Con la información en la mano, el buscador aprende a ofrecer lo que se ha demostrado que mejor funciona.

Ahh… y encima aprende solo sin que tú tengas que hacer nada. 😉

 

7. Autocompletado

¿A que te gusta cuando buscas en Google y vas viendo sugerencias de otras búsquedas?

La función de autocompletado en un buscador es muy útil, y más cuando puedes decidir qué productos quieres que se sugieran con cada búsqueda.

¡Todo bajo control!

 

8. Opciones de filtrado en el buscador

¿Por qué recibir resultados de zapatos de los que no hay tu talla?

Filtrar por atributos como precio, color o talla hace mucho más eficiente la búsqueda.

Es el propio cliente el que puede decidir qué resultados quiere ver. Una vez más, la experiencia de usuario mejora con el buscador.

9. Búsqueda geolocalizada

El buscador puede presentar resultados en función de la ubicación geográfica del usuario.

Es muy útil para sitios web comparadores o multimarca.

Muestra los resultados clasificados por la distancia al punto de venta físico del producto.

 

10. Velocidad

Un buscador que tarda es como una tienda donde no hay nadie para atenderte. Tu cliente se ha ido antes de que te des cuenta.

Con un buen buscador no hay esperas. Con las primeras letras tecleadas aparecen productos que van siendo cada vez más específicos.

La clave es que la página no carga de nuevo, el usuario va recibiendo resultados según las palabras que va escribiendo.

Y lo mejor, los resultados ya aparecen con las imágenes, el título o lo que tú definas mejorando el aspecto visual de la búsqueda.

 

11. Tasa de rebote

La caja de búsqueda ha estado tradicionalmente relegada a la esquina superior derecha. Una lupa minúscula al alcance de vistas de lince.

Se ha demostrado que colocándola más visible, centrada y above the fold, (en los primeros 700 píxeles que se ven sin hacer scroll), la tasa de rebote cae porque el usuario ve muy cómoda la búsqueda y se fomenta la navegación.

Es como si tuvieras una persona disponible para ti nada más entrar, pero sin la molestia que supone que te pregunten si te pueden ayudar cuando solo quieres mirar.

Además, Google premia el tiempo de visita y la navegación, el SEO de tu e-commerce te lo agradecerá. 😉

 

¿Y sabes qué es lo mejor de todo?

Que la gente que usa el buscador compra más.

La intención transaccional queda patente tecleando su interés en el buscador. Si solo quieren información se limitan a navegar.

 

Según un estudio de Screen Pages la conversión tras utilizar el cajón de búsqueda es de un 4,63%, frente al 2,77% que no ha buscado antes.

 

Si hay una web que analiza, mide y compara millones de datos al día es Amazon. Y gracias a potenciar su buscador, la tienda de Jeff Bezos ha conseguido por primera vez quitar volumen de búsquedas a Google.

Wow.

Y una gran forma de resistir a Amazon es tomando nota de lo que le funciona…

 

Ahora que ya sabes el buscador que necesitas…

¿No te gustaría probar cómo funciona?

El buscador de Doofinder cumple con todas las funciones que te hemos descrito y puedes instalarlo sin compromiso 30 días.

Por fin ya tienes a ese dependiente tan amble y eficiente que estabas buscando. 😉

Responsable editorial de Doofinder

Suscríbete a nuestra newsletter