Cómo K-tuin le robó un cliente a Apple

No Comments

Todo comenzó cuando decidí que quería comprarme esta pulsera. Tras revisar en la tienda online oficial de Apple y descubrir que no tenían stock para realizar el envío rápidamente, investigué otras alternativas. En K-Tuin tenían el mismo producto, con stock, al mismo precio, y en las mismas condiciones (envío rápido y gratuito). Pues nada, a comprar 🙂

Dos días después, como era de esperar, el envío llegó. Salvo porque el paquete era un poco más grande de lo que cabría esperar, todo transcurría de lo más normal. Lo importante llegó cuando, al abrir el paquete, había dos bultos dentro. Uno envuelto en papel de burbujas (la pulsera) y otra caja más pequeña… Al abrir la segunda caja descubrí una taza de café y un paquete de conguitos.

Lo cierto es que no tenía ni idea de que en K-Tuin hicieran este tipo de cosas y me llevé una grata sorpresa. Al fin y al cabo, a todo el mundo le gusta que le hagan regalos, ¿no? A mi me hizo ilusión.

regalos

En mi último post, sobre la página de confirmación de compra, hicimos un énfasis especial sobre la importancia de la experiencia de compra. Aprovechando los sucesos recientes, me gustaría analizar esta estrategia.

¿Cuánto vale una taza con tu logo?

Haciéndo una búsqueda rápida en google he encontrado unas a partir de 1,82€. Seguramente se pueda buscar mejor y conseguir mejor precio, especialmente si vamos a encargar una cantidad considerable.

¿Cuánto vale una bolsa de conguitos?

Aquí ni me molesto en buscar, ya que tiene toda la pinta de tratarse de una estrategia de co-branding y, muy probablemente, les haya salido gratis. K-Tuin sale ganando porque les hace un regalo a sus clientes, y conguitos también sale ganando, ya que da a conocer un nuevo producto a un target específico.

¿Cuales son los resultados?

En mi caso, han conseguido que mi experiencia de compra sea extraordinaria. Además, ahora guardo una taza con su logo, lo que ayuda a que la recuerde y no olvide lo que ocurrió cuando hice esta compra. Y con todo esto, han conseguido un cliente: la próxima vez que quiera comprar alguno de los productos que venden, dónde creeéis que lo haré, ¿en Apple o en K-Tuin? Y por si eso no fuera suficiente, les escribí un tweet agradeciéndoselo y ahora estoy escribiendo un post contando la historia.

Al final, si lo miramos fríamente, se trata de una inversión que permite captar nuevos clientes y aumentar la fidelidad de los ya existentes. Por otra parte, también podemos conseguir difusión, especialmente a través de las redes sociales, por lo que también tendremos un retorno de la inversión en forma de publicidad.

    Suscríbete a nuestra newsletter