Consejos para tus campañas de emailing

No Comments

email marketing

Las campañas de email son un recurso ampliamente utilizado por las empresas para aumentar sus conversiones. Ya hemos tratado varias veces este tema en el blog, y en esta ocasión queríamos dar unos breves pero importantes consejos a la hora de enfocar la creación de nuestros mensajes.

1. Facilita la suscripción. Es evidente, si queremos poder mandar a alguien un mensaje, primero necesitamos su correo electrónico. Existen múltiples opciones de este caso: podemos pedir el correo nada más entrar en la web (¿un poco intrusivo tal vez?). Podemos ofrecer un pequeño formulario para suscribirse a la newsletter, en este caso es muy importante la ubicación. Muchos sitios suelen tener este formulario «escondido» o con slgún tipo de mensaje que no invita demasiado a la acción. También podemos optar por un registro más social: el 66% de los usuarios prefieren hacer un registro social  (por ejemplo vía Facebook) antes de tener que rellenar un formulario.

2. Cuida el primer mensaje. El primer mensaje que enviamos a nuestros usuarios es muy importante. Ya hablamos sobre este apartado anteriormente, pero resulta curioso que no muchos comercios tomen este envío en consideración, cuando hay datos que aseguran que los mensajes de bienvenida generan 6 veces más beneficios que el resto.

3. Darse de baja y la frecuencia de los mensajes. Es vital que la opción exista, pero también lo es que además sea visible. Hablando hace poco con una persona que trabaja directamente en el mundo del envío masivo de correos, nos comentaba que muchas veces la gente en lugar de darse baja, lo que hace es marcar directamente en correo como SPAM. Esto tiene serios inconvenientes de cara al emisor de los mensajes, ya que puede pasar a engrosar más de una lista de spammers.

¿Qué pasa si antes de dar de baja a alguien le damos alternativas?  Muy pocas empresas gestionan este tipo de acciones. Podemos ofrecer al usuario diferentes alternativas en lugar de gestionar la baja directamente. Por ejemplo: ¿qué tal si le permitimos cambiar la frecuencia de los mensajes? En lugar de recibir un correo cada 4 días, podemos ofrecer 1 al mes. LinkedIN, por ejemplo, detecta automáticamente si has entrado o no en los mensajes de los grupos que te envía, y en función de ello reduce de forma proactiva la frecuencia de sus correos, para no abrumar al usuario.

4. Remitentes y asuntos de mensajes. Esta información es nuestra carta de presentación. Es lo primero que verá el usuario, así que entre el remitente y el asunto debemos ser capaces de identificarnos sin lugar a dudas (no vayan a pensar que es un mensaje para comprar Viagra). Luego existen diferentes estrategias con respecto a los asuntos: ¿un asunto específico en función del texto del mensaje? ¿Siempre el mismo, aunque más general? En el primer caso estaríamos llamando tal vez un poco más la atención del destinatario, y en el primero estaríamos apostando, digamos, por la creación de una «marca» con respecto a nuestros mensajes. En cualquier caso lo ideal es probar con ambas estrategias, y medir cuál nos a mejores resultados.

Fuentes:

Practical eCommerce (1)Practical eCommerce (2)Shop.org

Borja es el director de operaciones y co-fundador de BrainSINS. En la actualidad también imparte clases en la Escuela Politécnica de la Universidad Europea de Madrid. Perfil en Twitter: @prueno; Perfil en LinkedIN; Perfil en Google+

Suscríbete a nuestra newsletter