Dropshipping for Dummies

3 Comments

Dropshipping for dummiesEl Dropshipping, o drop shipment, es un tipo de técnica de cadena de distribución donde el vendedor no tiene stock, y pasa los datos del pedido del cliente al mayorista, que es quien se encarga de realizar el envío al cliente final. De esta manera el vendedor ahorra muchos costes y tiempo, y sobre todo riesgo, ya que al no tener que prever stock, no incurre en los riesgos asociados al mismo.

Este post pretende ser una introducción al dropshipping, para hacer ver sus ventajas y riesgos. El dropshipping todavía es un gran desconocido en países como España, aunque en muchos otros países es una forma bastante aceptada y que genera muchas oportunidades de negocio.

El proceso de dropshipping

En la siguiente imagen podemos ver resumido el proceso de dropshipping. Como se puede apreciar, en cuanto se ha recibido el pedido y el pago por parte del cliente, el vendedor coge sus ganancias y reenvía el pedido al mayorista, por lo que su parte del trabajo acaba bastante antes que con un proceso más estandar. Así, el vendedor puede centrarse en su tienda online, y en aspectos de marketing, etc. para atraer nuevos clientes y conservar clientes actuales, y desentenderse de aspectos como el stock o la logística, que los mayoristas tienen más que controlados.

Proceso de dropshipping

Ventajas del dropshipping

El dropshipping tiene una serie de ventajas muy interesantes, que lo convierten en una alternativa plausible a un eCommerce más tradicional:

  • Gran parte del trabajo se externaliza, y a coste 0 para nosotros. Así nos podemos centrar en los servicios que ofrecemos a nuestros clientes, promoción, etc.
  • No necesitamos inventario. De hecho, las necesidades «físicas» se reducen muchísimo, y podríamos llegar a gestionar un negocio de este tipo con únicamente un ordenador.
  • Nos olvidamos del empaquetado y la logística.
  • Tenemos libertad para decidir nuestro margen de beneficio.

Riesgos del dropshipping

Aunque tiene muchas ventajas y nos permite externalizar gran parte del proceso de venta, el dropshipping tiene una serie de riesgos asociados que debemos tener en cuenta:

  • Gran dependencia de los mayoristas (drop shippers). En definitiva, estamos en sus manos. Si no gestionan bien los envíos, envían los paquetes en mal estado, etc. nuestra imagen como tienda sufrirá. Debemos seleccionar muy bien los mayoristas con los que trabajar, y probar a realizar una compra nosotros mismos para estudiar el estado de los paquetes, tiempos de envío, etc.
  • Muy relacionado con la dependencia de los mayoristas, nos encontramos con la falta de control sobre el inventario. Si el mayorista nos ofrece algún tipo de API, podemos adaptar nuestra tienda online para que solo muestre los productos de los que haya stock. Si no disponemos de ninguna forma de conocer en tiempo real el stock del mayorista, estaremos ofreciendo a nuestros clientes productos que puede que nunca reciban, o tarden demasiado tiempo en recibir.
  • La gestión de devoluciones es cosa nuestra. Aunque esto puede depender del mayorista con el que trabajemos, a nosotros como tienda online, se nos aplicará la regulación asociada al eCommerce, y por tanto deberemos aceptar las devoluciones por parte de nuestros clientes y luego tratar de gestionarlas con el mayorista. En definitiva esto es algo que tendremos que hacer si o si, si tenemos una tienda online, pero lo importante con respecto al dropshipping es ser capaces de prever la tasa de devoluciones, estudiar los costes que nos generan y contemplara en los preciosde los productos para que al final nos quede margen de ganancias.

Cofundador y CMO de BrainSINS. Apasionado del eCommerce, conversiones, márketing online y Big Data.

Suscríbete a nuestra newsletter