Email marketing: dando la bienvenida

1 Comment

Como ya comentábamos en su día, el email marketing puede ayudarnos mucho a la hora de conseguir nuevas conversiones. Gracias a él podemos captar nuevos clientes, podemos enviar ofertas a los que ya lo son, o podemos recuperar una compra que no se llegó a finalizar. Si combinamos el email con recomendaciones personalizadas, podremos aumentar aún más el ratio de respuesta, las conversiones y el retorno a nuestra web.

La primera impresión es la que cuenta

Si hemos decidido realizar campañas de email marketing, existe un factor que no debemos pasar por alto: dar una buena bienvenida.
Tenemos que pensar que la mayoría de los usuarios están ya cansados de recibir publicidad, ofertas o directamente SPAM en sus badejas de entrada. No es descabellado pensar que no tengan intención de dedicar mucho tiempo a nuestro primer mensaje, así que si no queremos que se convierta en el último que lean, debemos aprovechar esta oportunidad. Si todo va bien, podremos hablar de importantes incrementos en las conversiones.

No hay tiempo que perder

Normalmente enviaremos este tipo de correos electrónicos a los contactos que realicemos a través de algún tipo de formulario en nuestra web. Sabemos que esta persona ha mostrado interés en nuestro producto o servicio, con lo que no podemos perder ni un segundo en hacerle llegar nuestro mensaje. Deberíamos tratar de aprovechar que somos algo reciente en su memoria y tan pronto como técnicamente sea posible estar presentes en su bandeja de entrada. No tiene sentido que nuestro mensaje llegue días más tarde, cuando igual ni se acuerda de quienes somos o ya ha comprado en la competencia.

Cuida tu presentación. Esto no es SPAM

Ejemplo de email marketing en Zavvi.es¿Qué es lo que va a ver tu potencial cliente en su bandeja de entrada? Principalmente dos cosas: tu nombre y el asunto. Debemos cuidar especialmente estos dos elementos si no queremos que nuestro mensaje se confunda con SPAM.

Es muy conveniente que el nombre del remitente sea suficientemente explicativo y para nada confuso.  Zavvi.es es una web que vende videojuegos a precios muy competitivos. En sus mensajes, su nombre de remitente no es «videojuegos baratos», sino «zavvi.es», algo que sirve para identificarles rápida y claramente. La primera opción sería una muy mala elección, ya que podría encasillarnos como spammers para la mayoría de los usuarios. Otra opción puede ser utilizar el nombre de un producto como remitente.

El asunto también es muy importante. De hecho es lo que mucha gente lee primero. Por eso no puede ser algo vago o genérico. Lo ideal es de nuevo ser concretos, tratando de reforzarnos con el nombre de nuestra tienda o producto. Si además logramos que el texto invite a leer el mensaje, mejor que mejor. Volviendo al ejemplo de Zavvi, recientemente recibí un mensaje con un bono del 10% para gastar en su tienda. El asunto era «En Zavvi.es te echamos mucho de menos».

Llamada a la acción

Se trata de nuestro primer mensaje, y la idea es dar la bienvenida al usuario que se ha interesado por nuestros productos o servicios. Si no hemos tardado mucho en responder, este texto de recibimiento puede ayudar a reforzar nuestra imagen, pero deberíamos aprovechar para comunicar algo más, y tratar de conseguir alguna acción por parte del usuario.

No necesariamente tenemos por qué buscar una venta en este primer email. Podemos buscar mejorar nuestra presencia en el día a día del cliente: fan en Facebook, follow en Twitter, subscripción a nuestro blog…

Si optamos por ofrecer algún tipo de descuento, oferta o similar, es importante que esta sea clara y visible, así que también tendremos que tener bien en cuenta el diseño a la hora de evitar que nuestro objetivo se pierda entre líneas.

[Fuente: GetElastic]

Borja es el director de operaciones y co-fundador de BrainSINS. En la actualidad también imparte clases en la Escuela Politécnica de la Universidad Europea de Madrid. Perfil en Twitter: @prueno; Perfil en LinkedIN; Perfil en Google+

Suscríbete a nuestra newsletter