¿Está mi empresa preparada para exportar a través del eCommerce?

No Comments

Pese a que el comercio online sigue creciendo en España en ratios cercanos al 20%, sin que la persistente crisis haya supuesto un retroceso en su tendencia expansionista, lo cierto es que el mercado español no deja de ser una pequeña porción del enorme pastel que suponen las ventas online a nivel mundial. Se estima que el mercado potencial español es de aproximadamente 17,2 millones de consumidores, cifra nada desdeñable pero poco relevante si se la compara con los 250 millones del conjunto de europa, los casi 163 de EEUU o los nada menos que 322 millones del floreciente mercado chino.

Exportación eCommerce

A la vista de estos datos, es evidente que para la mayoría de empresas la internacionalización del ecommerce es una de las formas más eficientes y rentables de abrir mercados y llegar al máximo número de clientes potenciales.

Poner en marcha una estrategia de exportación por medios electrónicos es, además, una de las formas más eficaces de sortear las barreras e impedimentos que los canales tradicionales de distribución ponen a las empresas foráneas. Además, con el eCommerce es posible ahorrarse los elevados costes de implantación de una red de fuerza de ventas o comercial en el extranjero.

No obstante, pese a sus ventajas, dinamismo y flexibilidad, la expansión internacional de una estrategia de ecommerce no es un proceso sencillo. Cuestiones como la competitividad del producto a exportar, el cumplimiento de los requerimientos legales o contar con los recursos y la logística adecuada se postulan como fundamentales para el éxito de un proyecto de exportación utilizando canales online.

¿Se encuentra mi empresa preparada para el eCommerce internacional?

Para contestar a esta pregunta, las empresas deben analizar al detalle su situación interna, con espíritu crítico y con la mentalidad y el convencimiento de reforzar las áreas y aspectos necesarios, con el fin de encarar con las mayores garantías un proceso de internacionalización digital. Las siguientes cuestiones son básicas:

Los productos o servicios deben ser competitivos en el mercado internacional

Si una empresa tiene dificultades en el mercado interno, difícilmente va a poder triunfar en un escenario internacional y aún menos en las ventas a través de Internet, puesto que en el universo on line la confianza es fundamental para el cliente potencial.

El producto o servicio que la empresa quiera exportar debe ser de máxima calidad y con unos valores diferenciales (precio, calidad, diseño, atención al cliente, etc.) que le permitan posicionarse en los distintos países o mercados.

No todos los productos son exportables por canales online

Existen muchos factores que hacen difícil, y en algunos casos incluso inviable, la exportación por la red, siendo los más comunes: los requerimientos legales de cada país, el gusto de los consumidores o la necesidad de realizar adaptaciones de todo tipo al gusto local como el diseño o la traducción de textos.

Es necesario tener una presencia de marca

Relacionado con el tema de la confianza y la necesidad de romper con los prejuicios o temores de un buen número de consumidores en relación a las compras online, es necesario potenciar la imagen de marca, lo que exige mucho esfuerzo y una importante inversión.

La atención el cliente y la logística deben ser impecables

Atención al clienteLas ventas online no requieren de una red de vendedores ni de locales comerciales a pie de calle, pero en contrapartida la atención al cliente (telefónica, por chats, emails, etc.) y todo el proceso de logística (transporte, almacén, envío de pedidos, recepción de devoluciones) deben funcionar en términos de excelencia. De lo contrario, se corre el riesgo de labrarse una mala reputación online por el efecto viral de los clientes insatisfechos.

La afectación de la estrategia online al conjunto del negocio

Una empresa, compañía o marca es un todo, donde al mover una ficha las otras quedan afectadas. La puesta en marcha de un proceso de exportación, aunque sea online, es un proyecto importante y esto lleva aparejado, lógicamente, consecuencias para la empresa.

Un proceso de internacionalización correctamente planteado casi siempre resulta beneficioso para la empresa, pero en ocasiones se convierte en una fuente de conflictos o desequilibrios entre los canales offline y online. Cuando esto ocurre, puede ser necesario llevar a cabo determinadas acciones para conciliar intereses, como por ejemplo la selección de los marketplaces adecuados.

Todos estos puntos deben servir para valorar qué nivel de maduración tiene nuestra empresa de cara a plantear la estrategia de internacionalización o exportación a través del eCommerce más adecuada. No se trata de cumplir el cien por cien de los puntos, sino de tenerlos en cuenta de cara a potenciar y mejorar determinados aspectos y conocer las necesidades de inversión económica y de recursos humanos.

Para profundizar sobre los procesos de internacionalización de las empresas y conocer las claves de los procesos de exportación, te recomendamos la descarga de una guía gratuita sobre exportación que ofrece la prestigiosa escuela de negocios EAE Business School titulada Cómo exportar con éxito.

Suscríbete a nuestra newsletter