¡Alerta! Fraude electrónico en tu tienda online

8 Comments

En el comercio electrónico hay un punto que no debemos descuidar: el fraude. No es novedad, hay robos de números de tarjetas de crédito desde antes que exista la venta telefónica. Hay quienes clonan las tarjetas, y quienes las roban. Luego, con estas tarjetas robadas, o clonadas, se realizan compras en sitios online.

Tarjeta

Si tenemos una tienda online, podemos ser víctimas del fraude. Un día recibimos una compra con tarjeta de crédito, y al enviar y entregar la mercancía, nos informan que el titular de la tarjeta desconoce la compra. Finalmente terminamos perdiendo dinero y productos.

Generalmente, cuando se habla de seguridad en las operaciones online, se hace foco en los clientes. Se informa a los usuarios que deben tener en cuenta distintos factores a la hora de comprar online: sitios seguros, certificados, direcciones físicas de la empresa, y muchos otros. En este blog contamos con una entrada que trata este punto.

Pero la inseguridad electrónica también es un problema para quienes venden sus productos o servicios desde su página web. Para descubrir que operaciones son seguras, y cuales no, podemos realizar distintas acciones al revisar las ventas online.

Algunos métodos para detectar y evitar problemas con fraude con tarjetas de crédito:

  • Mantener una base de datos de clientes. Es importante llevar un control, exhaustivo o no, de las operaciones y datos de los clientes/usuarios de la página web. Si ya hubo casos de operaciones fraudulentas, es útil guardar esos datos para futuras consultas. Ante una operación sospechosa se puede revisar esta información.
  • Generar contacto con las tarjetas de crédito. Todas las tarjetas de crédito (visa, master, american) tienen un departamento de fraude,  o investigación, que puede ayudarnos a consultar las operaciónes realizadas en nuestra tienda online. Esto hay que aprovecharlo. Consultar datos, esperar confirmaciones, y pedir, si es posible teléfonos de contacto para tener un trato más personal.
  • Exigir direcciones de facturación. En el momento de registrarse como usuarios en nuestra página online los clientes deben dejar dirección de facturación y direcciones de entrega. Este dato es importante para poder consultar con los departamentos de fraude, o investigación, de las tarjetas de crédito.
  • Retirar en locales. En caso de que el cliente quiera ir a buscar la mercancía a alguna de nuestras tiendas, pedirle los datos y documentos. Esto sirve para afirmar la identidad de  quien pasa por alguna de las tiendas a buscar lo que compró online.
  • Intuición, sentido común, presentimiento. Si un cliente compra 2 productos de la misma línea, como un ratón y una alfombra para usarlo, no es raro. En cambio, si un cliente compra un ratón, una PSP, una netbook, un pendrive y un Mp3 genérico, podemos empezar a dudar. ¿Por qué compra productos tan diferentes?. Si una compra es realizada a las 3 am, también nos puede resultar extraño. Si un cliente tiene 10 intentos rechazados, o si utiliza 3 tarjetas de crédito distintas, es para dudar. Si el cliente se encuentra demasiado apurado al momento de recibir la mercancía, también. Hay que controlar y utilizar un poco la intuición.

Este listado no es definitivo, tampoco es para tomar como ley suprema, pero puede ayudar a alertar a las tiendas online. Es fundamental contar con toda la información posible a fin de evitar problemas. Cada uno va a ir buscando su forma de llevarse con este problema. Y cada webmaster tendrá su método.

No hay que caer en la paranoia, pero conviene revisar las operaciones online. No es cuestión de desconfiar de todos los clientes que compren con tarjeta de crédito, pero recuerden el dicho de las abuelas: “es mejor prevenir que curar”.

Ahora es el turno del lector: ¿Que experiencias puedes comentar sobre el fraude electrónico? ¿Tienes alguna recomendación?

Suscríbete a nuestra newsletter

8 Comments
    • pymemarketing.com
    • 07/09/2014
    Responder

    Yo también los he tenido, al final, es un sumatorio de cosas lo que te hace llevar a sospechar sobre el «comprador». La primera vez me timaron 600€, ya no me volvió a pasar. De los errores se aprende.

    • Guzti
    • 15/10/2012
    Responder

    Nosotros tenemos una tienda online de Perfumería y Cosmética y una vez un cliente con un nombre ingles nos compró 800€ de colonias. Me pareció muy extraño pues nadie nunca nos habia comprado 23 colonias y ademas 6 unidades de una, 4 de otra, 3 de otra etc… Desde un primer momento sospeché, pero al ver en el google street view a donde se dirigian los perfumes fue cuando me puse en contacto con PAYPAL pues se trataba de un barrio marginal de Madrid y efectivamente se trataba de una tarjeta robada. Nosotros devolvimos el dinero inmediatamente y paypal dio parte a la policia que se encargó del caso.
    Si mi intuición no me hubiera hecho sospechar habríamos perdido el dinero y la mercancía y en estos casos el vendedor esta completamente desprotegido.
    Un consejo que os doy es que no acepteis pagos con tarjeta desde paypal, contratad una pasarela de pago con vuestro banco, aparte de que la comisión sera mucho más pequeña estareis a salvo de estas situaciones.

  1. Pingback: ¡Alerta! Fraude electrónico en tu tienda online

  2. Nosotros en nuestro ecommerce de venta de material de oficina on line es dificil que tengamos esta tipologia de fraude x robo de tarjetas ya que se controlan los envios a una direccion nacional de una empresa o profesional que confirmamos.
    En anteriores comercios electronicos que he gestionado, incorporamos un control que dejaba en «stand by» aquellos pedidos que eran «primeros pedidos» de un cliente que pagaba con una tarjeta extranjera (principalmente de latinoamerica) y cuyo importe superaba los 100€. Con este criterio exvitabamos el 97% de los potenciales fraudes de estas caracteristicas y, casi todos esos pedidos nunca se terminaban porque los «clientes» eran fraudulentos.

    • Responder

      Muy acertado tu comentario. Una buena opción es dejar en stand by las operaciones que superen determinado monto. También hay que tener especial cuidado con las tarjetas extranjeras. Es una forma de evitar una gran cantidad de operaciones fraudulentas. Cuando trabajas con empresas la posibilidad de encontrarte con fraude es menor. Se le piden datos, direcciones fiscales y demás, es más fácil llevar un control, muy cierto. Muchas gracias por tu participación. Saludos!

  3. Excelente artículo, Pablo, siempre se agradecen consejos para mantener al mínimo el fraude en nuestras tiendas.

    • Responder

      Gracias. Hay que seguir investigando en el tema para que podamos trabajar de la mejor forma posible.

  4. Pingback: Bitacoras.com

 

Deja tu comentario