Logística y embalaje: retos y soluciones

2 Comments

¿Cómo afrontar la tendencia que se nos viene encima? El cliente quiere, cada vez más, envío gratis y devolución gratis. ¡DIOS! ¿Cómo nos saldrán los números? Ajustando pasta.

Vamos a ver qué tenemos sobre la mesa de cara a este post:

  • Una tienda online ya rodada
  • Una competencia feroz para un producto que no es único
  • La necesidad de diferenciarnos
  • La necesidad de que salgan los números
  • La necesidad de palmar cuanta menos pasta posible en cada envío
  • Y que todo ello sea sostenible

¿Cómo podemos adaptarnos a un mercado con tanta competencia si, en cada envío, estamos asumiendo 6€ de costes de logística y 2€ de embalaje? Porque el cliente no quiere recibir su pedido en un truñete de caja, ¿verdad?

La única manera es negociar, obviamente. Encontrar un proveedor barato nos encantaría a todos pero, ¿es de fiar? Ya sabéis lo que decía el tío ese de las lavadoras del anuncio de la tele “lo barato sale caro, señora”. Es una frase con la que siempre he estado de acuerdo.

Encontrar AL proveedor en cada uno de los casos (logística y embalaje) es importante. Encontrar al más barato me preocupa, pero relativamente.

Ajustando pasta en logística

Logística en eCommerce

Supongo que todos los que leéis esto, o la mayoría, conocéis lo que es un test A/B. Vamos a hacer uno: cojamos 2 proveedores de logística. Llamémosles SUER y MWR. Mandemos 50 paquetes con cada uno y veamos qué tal llegan y, a partir de ahí, evaluemos costes. SUER es más caro que MWR pero, si el servicio es mejor, me quedaría con él. Una vez tenemos AL proveedor, es hora de negociar.

¿Cómo se negocia en logística? Por volumen. Es lo mismo que con los bancos, exceptuando que los bancos son, en opinión de este humilde humano, basura. Las compañías de logística se ganan la vida honradamente. El volumen es lo que determina si te ajustan más el precio o menos. También existen alternativas, como Celeritas, que es un especie de central de medios logística (personalmente, es la que uso: calidad a buen precio) pero, si estáis acostumbrados a SUERs y MWRs o Envielios o Tibsas (no pongamos marcas reales, que nos denuncian), la estrategia a seguir siempre es la misma: testear a tope, quedarte con una, concentrar tus envíos (y devoluciones) ahí y apretar en precio usando la fuerza de tu volumen.

¿A partir de qué volumen puedo apretar? Hombre, pues más de 100 envíos al mes ya es algo. Obviamente, si envías 1.000 pedidos al mes o 10.000 ya es otro cantar. Imagínate tener 50M€ en el banco, ir a la sucursal, sentarte en la mesa del director, poner los pies sobre la mesa, encenderte SUS puros y tirarle pelotitas de papel a la cara mientras le dices “¿qué me ofreces, tito?”. Así es la estrategia. A mayor número de pedidos, mayor poder de negociación. Al final, todo esto se mueve por la pasta.

Una vez tengas un buen precio por envío y devolución, tira millas. Si puedes ponerlo TODO gratis, abre la barra libre (no sin antes hacer los números, of course). Fíjate en qué ha hecho grandes y distintas a las tiendas de la competencia. No le pongas barreras al cliente y al comportamiento que tiene en el sector en el que te mueves. Si el envío gratis es una barrera de entrada para estar ahí, asúmela. Si la devolución también lo es, asúmela. Si no puedes asumir ni la una ni la otra, es posible que no te comas un torrao.

Ajustando pasta en embalaje

Embalaje en eCommerce: Kartox

Hay empresas que te venden las cajas de cartón baratas, la cinta de embalar barata, el relleno de la caja más barato aún… ¿las conoces? Ah, amigo. Ninguno las conocíamos. Las buscamos por Internet y, mejor aún, les compramos para ver si realmente todo era tan barato en relación calidad precio.

¿Mi consejo? Huye de los grandes. Los grandes suelen decirte que son fabricantes y no tienen fábrica, sino a alguien detrás que les fabrica y pone su etiqueta. ¿Que con quién curro? He comprado cajas y sobres a grandes empresas en España y Francia y nunca quedé contento. Al final me he quedado con una startup que fabrica para algunas de las grandes empresas a las que les compraba (más caro) y que está especializada en packaging para ecommerce: Kartox.

Ve a la raíz. Ve al tío que tiene el cartón y hace la caja y ahorrarás dinero. Una caja es una caja (a menos que sea personalizada) por lo que, todos, vamos a la pela. Si no compras 10.000 cajas, puede que no te hagan una buena rebaja. Pero, ¿quién tiene una tienda online de 10.000 cajas/pedidos cada X tiempo? No todos, obviamente. Ahí es donde entran en juego empresas como esta que os comento. Empresas que se adaptan la realidad de las tiendas y del canal y que ofrecen un precio competitivo por un producto que, si bien es bastante impersonal o transparente para todos (como lo es un hosting), es tan importante como el producto en sí o como tener una buena pasarela de pago que no falle.

Estudié publicidad pero donde realmente aprendí lo que sé fue en PutPut, DoubleYou, TribalDDB y haciendo freelances para agencias online. Ahí trabajé para Audi, Volkswagen, Nike, Atrápalo.com, ColaCao o La Caixa entre otros. Hace 4 años comencé a interesarme por el eCommerce y hoy ocupa el 90% de los trabajos que hago. Puedes seguir a Jordi en su blog personal, donde genera muy buen contenido sobre eCommerce y marketing online o bien a través de su muy activa cuenta de Twitter.

Suscríbete a nuestra newsletter

Fields marked with an * are required

Casos de estudio y recursos

Ver todos