¿Resulta efectivo el marketing en medios sociales?

2 Comments

Desde la aparición de los medios sociales quedó claro que el marketing debía ser diferente del que se realizaba en los medios online tradicionales, de la misma manera que la forma de medir el retorno de la inversión debía adaptarse a sus características y el tipo de comportaniemto de sus usuarios. Sería de esperar que, transcurridos ya algunos años, existiera algún tipo de consenso sobre las bondades y las mejores prácticas en el social media marketing, pero no me canso de leer reflexiones contradictorias en este tema.

Por ejemplo, algunos ven en Facebook un sitio perfecto para llegar a 1.000 millones de usuarios de una manera fácil, pero otros lo consideran como un gran conjunto de pequeñas comunidades donde el alcance real es siempre mucho menor. El hecho de crear una página en Facebook no garantiza la llegada de usuarios, y hay que invertir un buen dinero en publicidad y relaciones públicas para hacer crecer tu comunidad. Sin embargo, también se puede considerar que estos fans representan un público de mucha mayor calidad que el que se puede conseguir por otros canales.

Algo similar se podría comentar sobre la utilidad de Twitter. Cuesta tiempo y trabajo conseguir un número de seguidores suficientemente grande y mantener una actividad atractiva para ellos, y como recompensa se aspira a obtener un cierto número de retweets y comentarios. Pero, ¿esto resulta suficiente?

En ambos casos (Facebook y Twitter) debemos tener en cuenta el objetivo que se persigue con la presencia en estos medios. Teniendo en cuenta que el objetivo principal de una empresa es vender, podemos ver las redes sociales como herramientas de venta directa o solo como herramientas de branding. En este último caso parece clara su utilidad, pero aún no tenemos KPI’s de garantías que nos permitan medir el ROI: resulta difícil saber si los clientes que terminan realizando una compra en nuestra tienda (ya sea online u offline) vienen influidos por nuestra actividad en las redes sociales. Y este es un punto muy importante, porque la inversión para tener presencia en un medio social no es pequeña. Si sumamos a la publicidad el tiempo dedicado por el personal de marketing y comunicación, el diseño y los costes de desarrollo, debemos asegurarnos que el número y calidad de usuarios obtenidos pueda al menos compensarlo.

Si lo que buscamos es únicamente la venta directa las posibilidades de calcular un ROI aumentan, o al menos las de calcular un ROI para esa ventas aumentan. En el caso de facebook ya ha aparecido el f-commerce como algo a tener en cuenta, pero en el caso de Twitter, pese a que ya algunas empresas lo utilizan como canal de venta (sobre todo para ofertas), no parece que se haya encontrado aún una fórmula correcta.

En cualquier caso, estoy seguro que seguiré encontrándome muchos defensores y detractores de la utilidad del marketing en los medios sociales tal y como se realiza actualmente. Algunos abogan por enfocarlo de una forma nueva y diferente; lo que hay que ver es si todavía es tiempo de experimentar o si hay que empezar a exigir resultados.

Suscríbete a nuestra newsletter

2 Comments
  1. Realmente, las redes sociales ya forman parte de nuestras vidas. Hace un par de años, no se podía salir de casa sin el móvil porque no te podían localizar. Hoy, dejartelo en casa significa que no te localicen, que estés desconectado de todos tus contactos via whatsapp, facebook, Twitter… La integración de internet y en consecuencia, de las redes sociales en la telefonía móvil ha hecho que las redes sociales hayan ganado una importancia increible ya no solo en lo particular sino que a nivel empresarial.

  2. Es cierto, hoy en día, las redes sociales están cada vez más presentes en nuestras vidas, no sólo en el plano personal sino también, profesional, hay que ver cual es el retorno de cada una de las acciones para cada negocio concreto…

 

Deja tu comentario