Nunca olvides tu principal herramienta de Marketing

No Comments

Hay muchas cosas que atender con respecto al marketing en una tienda online, como puedan ser las estrategias en Social Media, la optimización de tu página de Facebook, sacar el máximo partido a los datos de tu canal online, el márketing personalizado, las recomendaciones de productos, el email marketing, o incluso la gamificación para fidelizar a tus clientes. Todos estos aspectos suelen ocuparnos mucho tiempo y recursos, e incluso pueden hacernos perder el foco de nuestra principal herramienta de márketing: nuestra tienda online (o nuestro producto, desde un punto de vista mas genérico).

Todos los caminos llevan a tu tienda online

Todas las acciones de marketing que realizamos, no son mas que caminos que tratan de conducir a los usuarios; y todos ellos culminan en tu tienda online. Así pues, un mal diseño, o un fallo muy visible en tu tienda, echarán por tierra todos tus esfuerzos por posicionar tu tienda online, ya que la conversión de los visitantes en ventas finales disminuirá mucho. Trata a tu tienda online como lo que es, tu principal herramienta de márketing, y asegúrate en todo momento que tu tienda no se convierta en el elemento disuasorio para los usuarios. No tiene sentido que ahorremos «dos duros» en algo muy visible en la web, y que luego nos gastemos 50.000 € en una campaña de publicidad online, ya que va a ser un dinero tirado a la basura. Algunos de los elementos clave que tienes que tener en cuenta:

  • Diseño: Las primeras impresiones son lo que cuentan, y si el diseño de nuestra tienda online no está muy cuidado, la primera sensación que causaremos no será muy buena. Como compradores muchas veces nos fiamos de una tienda online por su apariencia, y muchas otras veces dejamos de comprar, porque aunque los productos tengan buen precio, un diseño descuidado nos hace estar recelosos.
  • Usabilidad: Andrés habla mucho de la usabilidad en este blog, y la verdad que es uno de los aspectos más importantes pero más descuidados por muchas tiendas. No podemos permitir que nuestra tienda sea un impedimento para que nuestros clientes compren algo. Debemos tenerlo todo muy bien pensado y definido para que el proceso de compra sea lo más rápido posible, y que el usuario encuentre siempre lo que quiere.
  • Adelántate al usuario: Si un usuario compra un teléfono móvil, seguramente quiera una funda o un accesorio; si un usuario se compra el primer libro de una saga, seguramente le interese saber cuáles son el resto de productos de la saga; si nos compran una cámara de fotos, no se pueden ir sin comprar una tarjeta de memoria; o si compramos un juguete para nuestro hijo no nos podemos olvidar de las pilas. Muchos supermercados ubican sus productos atendiendo a estos criterios, por eso en las cajas siempre encontramos pilas, que son un elemento que los compradores muchas veces olvidan pero totalmente imprescindibles si queremos hacer funcionar muchos juguetes u otros elementos electrónicos. Para esto, podemos apoyarnos de las recomendaciones de productos, particularmente del cross-selling y up-selling, o ir más allá con las recomendaciones personalizadas.
  • Medios de pago: Lo que queremos es que el usuario nos acabe comprando, así que ¿por qué restringimos los medios de pago a nuestros usuarios? Facilitemos este proceso, permite que tus usuarios te paguen por tarjeta, por transferencia o por paypal. Al final lo que queremos es vender, nunca olvidemos eso, porque si no al final nuestros usuarios nos dirán eso de «por favor, déjame comprártelo«.

Cofundador y CMO de BrainSINS. Apasionado del eCommerce, conversiones, márketing online y Big Data.

Suscríbete a nuestra newsletter