Marketing básico: »Vender, pero no para todos»

1 Comment

Un mismo producto o un nombre de marca, dependiendo de cómo se esté vendiendo, no tendrá la misma aceptación entre todos los consumidores. ¿Esto qué quiere decir? Es marketing básico. Si en la imagen promocional de un producto aparecen referencias demasiado femeninas, el público masculino no querrá adquirirlo, así como, el mensaje sea para un público más maduro, entonces los consumidores jóvenes apenas tendrán intenciones de comprarlo.

Un ejemplo que lo demuestra es el caso de los desodorantes Axe, Rexona y Dove, todos ellos pertenecen a la misma compañía, Unilever, el porqué de hacer tres productos con distintos nombres tiene su explicación en la imagen de marca, si la promoción marcada alrededor de ese artículo estaba diferenciada hacia un público de un sexo y una determinada extensión de edad, el simple hecho de reconocer el nombre ya viene de la mano de un tipo de consumidor. Si un consumidor conoce Axe ya tiene en su mente que el producto es para hombres, y aunque exista este artículo para mujeres, la mayoría no querrán comprarlo porque ‘’pensarán’’ que no es para ellas. En cambio Dove está dirigido a un público femenino, así como en el caso de Rexona, que aunque tiene una imagen más neutra en cuanto a sexo, está destinado a un grupo de consumidores más jóvenes.

1111

Pero, en este primer paso basado en determinar a quién se quiere vender y a qué segmento se tiene intención de enlazar el producto, hay que saber que el nombre no sólo se relaciona con el sexo y la edad. Es decir, otro factor muy importante es la geolocalización en la que se tiene intención de establecer una tienda de una marca o un producto, independientemente de que sea on o off. Hay que entender que ese nombre puede no tener la misma aceptación en otro país, tal vez porque en su idioma signifique algo malsonante, o porque exista otra marca con un nombre muy similar, ya establecida en las mentes de los consumidores y que pueda dar lugar a equivocaciones o a enlazar atributos a dicho producto o marca que no se quieran.

En estos primeros eslabones del marketing, qué tanto se repiten porque siempre aparece algún error básico de este tipo, se puede sacar la conclusión de que: ‘‘antes de vender hay que pensar’‘.

Jugadora plena del mundo de las palabras y el arte de formar mundos con ellas, y ciertamente caigo en la tentativa de ser un poco crítica con temas sociales, para despertar respuestas en el pensamiento. De vez en cuando, también Directora y Productora audiovisual. Y en otros ratos, juego con la creatividad de hacer publicidad tanto on como off. Pero sobre todo, muy blogger y gran aficionada a la fotografía. @LydiaNatour

Suscríbete a nuestra newsletter